Actividad


El proceso de extracción comienza con el diseño de la voladura, determinación de la zona a explotar, perforación, carga y detonación. Actualmente se explotan diez bancos de veinte metros de altura cada uno de ellos. Nuestras máquinas perforan los barrenos, diez en una voladura normal, con una profundidad aproximada de 20 m. cada uno. Estos, están calculados tanto en la distancia entre sí, como en su profundidad, para que la piedra arrancada tenga el tamaño idóneo en la fase de molido y clasificación.

En cada voladura se extraen unas 20.000 toneladas de piedra. Antes de proceder a la detonación, se verifica que se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias, para impedir la proyección incontrolada de piedras y evitar accidentes, que pueda ocasionar la onda expansiva. La tierra vegetal, se recicla para labores de remodelación y reforestación de los frentes agotados.

La planta de machaqueo se encuentra situada a pie de la explotación, minimizando de esta forma los consumos de combustibles en los transportes y el tiempo necesario para el transporte del material desde los frentes a la planta.

Nuestros equipos de carga y transporte, palas de carga frontal de gran capacidad, retroexcavadoras y dúmperes, capaces de transportar hasta 50 tm. por viaje, suministran la materia prima necesaria a las plantas de producción. La piedra es triturada en diversos tamaños y posteriormente seleccionada.
Estos materiales ya clasificados pueden ser distribuidos directamente a nuestros clientes, o enviados a otros molinos para la producción de materiales de menor diámetro (arenas de diversos tamaños y Belfiller 63 µm -carbonato cálcico-), tras este proceso, el producto se clasifica para su venta. También materiales como escolleras o piedra en rama, y un subproducto llamado estéril, resultado del pre-cribado que se hace a la piedra para limpiarla de impurezas. Canteras la Belonga S.A., no produce vertidos peligrosos, ni deshechos contaminantes.
Merece especial atención la composición y calidad de arenas y productos micronizados, por su resistencia, composición y homogeneidad, para la elaboración de morteros, hormigones ó aglomerados asfálticos, así como la reciente puesta en el mercado para diversos usos como construcción, industria, medioambientales (eliminación de azufre en gases de combustión, tratamiento de aguas residuales…), agrícolas (fertilizante, corrector de acidez en suelos …) del Belfiller 63 µm, carbonato cálcico (>98% pureza) finamente molido ( Tamaño máximo 63 µm).